martes, 21 de abril de 2009

El fuego bajo mis pies.


Y así se quemo todo.


Mirando al vacio, concentrada en nada, esperando la brisa… sin saber donde estaba parada.


Tímida y constante, tranquila y sola.


Deseando nacer, vivir, envejecer y morir, pero me quede estática, me quede aquí, temiendo, repitiéndome.


Tímida y constante, tranquila y sola.


Que corra el agua para salvarnos mientras yo voy tallando mi propio nombre en la oscuridad, persiguiendo mis demonios, encontrándolos y dejándolos ir solo para perseguirlos otra vez, midiendo cada paso, que no sea muy largo, que no sea muy corto; llamen a la ambulancia mientras veo mi cuerpo desde arriba, imposible de recuperar aunque mis manos y mis parpados se muevan, aunque mi garganta exhale aire y aunque mis ojos lloren a escondidas lo que mis labios no pueden decir.


Tímida y constante, tranquila y sola.


Que se disparen las sirenas mientras yo corro a ayudar y nadie llega, que se incendie mi alma pecadora y solitaria, que caigan en crisis mientras el cielo nocturno observa, que me dejen decirte que tus manos son horribles y que tu sonrisa no tiene nada en particular, tu mirada es atemorizante y peculiar, me hace perder la cordura aun cuando se que no puedes pagar lo suficiente por mi; que te maten sin dejarme impedirlo y que me hagan respirar de nuevo.


Tímida y constante, tranquila y sola… Como esta canción.



Tal vez parezca que me divierto al ver todo arder; tal vez hago a todos más felices si piensan que estoy aun mejor que ellos; tal vez respire el humo del incendio dentro de mí y me ahogue en verdades que nunca serán dichas… tal vez solo quiero dejar mi cabeza limpia de tu nombre ya que en la tuya el mío se borro desde el primer momento.


Las manchas en mi cara y en la de ella, estuvimos limpiando el desastre, lo que quedo de la habitación, las cenizas y el agua regada por el piso.


Qué difícil es luchar contra el fuego que se propaga tan rápido que no lo creerías…


Un ser de Luz proveniente de las tinieblas y que ama el frio llorando en el medio de la calle asustada viendo el universo entero en llamas que opacan su tristeza y se encargan de dejarla una vez más en último lugar; se lo merece por ser tan tímida y constante, por estar tranquila cuidando de su soledad.

1 comentario:

Valeska dijo...

"Repitiéndome"... Amé eso..

No lo sé, pero este post me recordó a una canción que se llama "Broken".. es de Amy Lee, con Seether..

Watch it burn!..